www.rimar2000.com.ar


Humberto Garza (USA) http://www.humbertogarza.com

...No he escrito mucho estos últimos dias, pero cuando lo hago, abro el diccionario, y me ayuda bastante. Un abrazo! Amigo mío! Humberto
Hola! Osvaldoooo! ... Es buenísimo el diccionario! Yo me he dado el gusto de escribir unas "fumadotas" CHULÍSIMAS ASÍ COMO LA QUE TE ENVÍO! Usándolo! (Yo le pego mucho a la rima asonante cuando lo utilizo). Ese diccionario... (sin tratar de imitar a nuestro común amigo Jesús Herrera) FUE CREADO BAJO UN INFLUJO DIVINO! ;-) Un abrazote! amigo mio! RECUERDO La noche de escalofríos vino a buscar una hoguera y en su vestido mojado relucieron los cometas. Todos los niños bebían té con sabor a canela en escudillas de plata con manguillos de turquesa. Tu frente estaba lejana y horizontes de tiniebla, y naranjales oscuros besaban tu piel serena. Calló la voz intranquila de los gallos sin espuelas en los puntos cardinales donde sueñan las abejas. Por los sauzales dormidos una ignorante ballena creció dando coletazos en la macabra sospecha. Después el niño Jesús con cuatro pliegos de temas en los espejos dormidos nos explicó los teoremas. ¿Cuánta agua clara bebiste en la sombra densa y quieta con olor a mandarinas que dormían una siesta? Por el atrio preocupada caminaba una abadesa recitando los breviarios de religioso planeta. En la estrella de David alguien con mano funesta íncubos blancos ponía para oficiar misas negras. El Mal ha sido del mundo por pasear en alamedas entre cirios cuaresmales a la Virgen Alcaldesa. Con reinos por repartir a príncipes y a duquesas ella vino aquella tarde flotando en mantos de seda. Pero cubiertas de musgo encontró las azucenas que plantara con sus manos un día de primavera. Humberto ...Si el poema te gusta, puedes ponerlo en "colaboraciones" no hay problema. El rimador lo he usado tambien para escribir varios sonetos. Es muy práctico, resuelve muchos problemas el rimador, muchas veces tuve que abandonar estrofas que tenían unos versos muy buenos, solo porque no pude rematar bien el último verso. No encontraba buenos vocablos como opciones. El rimador aclara ese problema.
...en esta poesía tambíen RIMAR me ayudó... Un abrazo amistoso! Humberto MI SOLEDAD Quisiera sugerir que no me abracen, mi piel está forrada con los lirios de límites inciertos y penumbras sofocadas por aires saturninos. Quisiera sugerir que no me besen, mis labios han borrado en el camino las últimas huellas de la tarde y el rastro de las cosas sin principio. Quisiera sugerir que no me toquen o me confundan con el trigo limpio, yo soy el remero que en las noches estranguló sirenas, poseído. Quisiera sugerir que no me hablen o me busquen por todos los abismos, mis relatos están llenos de ahogados y palacios de asombro, y vientos tibios. Quisiera sugerir que no me llamen; el fresco que despide mi abanico es vaho de suspiro intoxicante que no sabe de afecto ni equilibrio. Quisiera sugerir que me abandonen en nitratos de Chile y a mi auxilio dejen correr al estepario lobo con su diente voraz de fino vidrio. Humberto
Recibido el 15/07/02: ...Y esto queda mejor, pues tu diccionario tiene silabeo, y en esta forma va perfecta. Si no te gusta, no tienes que ponerla. Pero si te gusta, pues avanti! ;-) Te mando un abrazote! YA DESPUÉS ¿Por qué lloramos dos veces dolor, rocío y agua? Agua y rocío de aurora que nunca se terminaba. Las nubes son de la virgen y de las frescas mañanas, como el halcón de tus besos es de todo el que descansa. Estoy cansado, lo sabes, no eres la fresca mañana que despuntó en el ayer sobre mis lagos en calma. Eres fruta malherida por los aires en borrasca y por fantasmas y luces que tiemblan de amor y pasan. Fallece mi voz de nardo entre lagos de palabras, tu cintura por la cera de blancos cirios resbala. En el pastizal ya duermen ángeles de blancas alas; el tiempo sueña que nace borracho de amor y canta. El ave con sencillez bate sus frágiles alas y se remonta a los cielos donde libremente vaga. Mi corazón, en la bruma que brota de tu palabra, se queda inmovilizado temblando de amor, y canta. Como niño pordiosero tiritando en la mañana, busco tu cálido abrigo y aquella paz que me dabas. Tendida sobre la luna, miro tu imagen de plata, y al percibirte distante mi voz suspirando canta. No me busques esta noche, ¡Porque tú, estás emplazada! Los faunos de caras tristes tienen sujeta tu alma. Ellos no quieren que vengas a ver la noche estrellada, y tú no quieres venir a disfrutar mis palabras. Volverás fortuitamente, como vuelve en la baraja; ansiada reina de sotas cuando ya no da ventaja. Yo te diré que no pases, pero al cerrar la ventana, tu cara muerta de frío temblará dentro de mi alma. Cuando esté por fin tranquilo en la calidez más santa, en la calidez que sólo el sepulcro nos depara; en mi rima transparente el embrujo de tu magia como barco de papel flotará con risa extraña. Humberto Garza Cañamar
Recibida 24/08/02... ... pero pon esta versión, porque le cambié unas cosillas, aun no termino de checarla completamente, tal vez lleve más cosillas que cambiar. Pero si te gusta, ponla. Te mando un abrazote! Buen amigo mío!!! CANTO A MI AMOR PRIMERO Yo te soñaba entonces, inmune a la acechanza, hurgando un horizonte cubierto de regresos, vestida con el traje febril de la esperanza para el recibimiento del dueño de tus besos. En mi delirio inmenso jamás imaginaba que al retornar dichoso para buscar tus brazos, en vez de reintegrarme el amor que no acaba mi pecho dejarías partido en mil pedazos. Al verte, de mi lado, por siempre desprendida, se cubrieron mis ojos de interminable llanto. Yo sí guardé en el pecho el amor que no olvida por mi sagrado, juro: ¡Que te adoraba tanto! Hoy, canto con el alma, del niño que se aleja, llevando sobre el rostro la sombra del pesar, el aire desaprueba lo inútil de mi queja, y el cielo mis heridas no puede ya curar. El hombre sufre y llora por el amor naciente, el primitivo afecto, ¡que siempre despedaza! el que vistió con plumas de brillo iridiscente, el que nunca abandona, el que jamás reemplaza. Cuando al oído mío llamaron los caminos pidiendo que dejara la tierra de los viejos, ignoraba yo entonces, que a todo peregrino borran de sus memorias los que se quedan lejos. Al ir oyendo ruidos monótonos y amargos y cantos de zorzales en polvorientas huertas, mi delirio avanzaba por los caminos largos que iluminan auroras de mañanas inciertas. Qué afligida la historia de aquellos que adoraron los pechos virginales, los corazones castos, y al regresar a ellos ¡pobres! los encontraron; ya del amor cansados y de besar exhaustos, Para los pies que emigran, al dar la despedida, ya no hay musgoso afecto que su camino alfombre, se pierden para siempre en la ruta escondida, después... ni quien recuerde las letras de su nombre. Las aguas corren mansas, el río de la vida, cariñoso nos brinda su generoso lecho, ¡pero el amor tenaz! su objeto nunca olvida, para llorar no admite, apoyo en otro pecho. Humberto Garza
También recibido el 24/08/02: ....este me gusta a mí, le metí mucha metáfora e imágenes locas. REFLEXIONES Barco oloroso a madera, novia bordando pañuelos, en la grupa de tu voz cabalgó mi sentimiento... Carne de begonias frías en el surco de febrero, policromada ignorancia dime: ¿cómo te recuerdo? ¿Quieres que agarre en mis manos tu ebanístico poliedro y con voz muerta de frío le diga cuanto lo quiero? ¿O quieres mirarme errante vagar como el gallo negro clavando en la madrugada mis espolones de acero? Así, como yo esperaba entre las guías del viñedo, sólo esperan las mujeres casadas con marineros. Castor y Pólux, amiga, son dos hermanos gemelos cintilando intermitentes en la oscuridad del cielo. En esa misma manera la imagen de tu recuerdo titila incansablemente en la entraña de mi verso. En los tallos de marfil de los álamos eternos con sus picos tamborean charangas los carpinteros. El sol no quiere salir, salir, para ver el huerto donde canta la paloma de mi triste pensamiento. En los prados de tu alma fueron muriendo los fresnos que arrullaban surtidores con sus hojas verdinegro. Y se desprendió septiembre cuando mayo en un florero estaba poniendo dalias, magnolias y crisantemos. Sobre tus crespones blancos, pájaros de sombra, negros, abanicando sus alas vivificaron tu fuego. Tu luz se fue dispersando sobre los mares de ensueño y poco a poco tus ojos en la oscuridad se hundieron Vino a conjurar fantasmas desde el bosque un hechicero, y con su daga cortante formó una cruz en el cielo. De los puntos cardinales cuatro diablillos perversos saltaron amenazantes como lo hacía mi abuelo. Yo me puse a recordar faunos de grises cabellos bordados sobre la tela de tus amargos silencios. En los pedregales fríos resbalaron los cangrejos apretando en las tenazas cosas que olvidar no puedo. Y mi día se hizo noche y mi noche se hizo infierno y mi pecho conoció por fin, el dolor perfecto. ¡Allí, fue abierta la sangre! Y yo proseguí viviendo en el pretal de un caballo que por el mundo iba ciego. Mi voz cayó en un respingo en medio del campo muerto, iba enferma bajo el sol envuelta en suspiros huecos; la inclemencia de tus cascos y de tus cerdas al viento sin piedad la atropellaron y estrangularon sus versos. ¡Que humillación y tortura sufrí, por seguir viviendo! Humberto C. Garza
Recibido el 11/08/05: ...¡Mira! acabo de escribir este ovillejo, parece que salió bien. OVILLEJO Halcón en ramas perdido, ¡bandido! estoy un martirio horrendo sufriendo, y todo socorro es vano; ¡villano! Ya no viene a comer grano ni a cantar en la enramada la torcaza enamorada que volaba en este llano. Seguro su mala suerte la muerte vino a encontrar en tu pico, y el rico inventario de sus trinos divinos; tus ayunos asesinos vino a saciar, ignorante de tu amenaza flagrante en sus aéreos caminos. Hoy con tus gritos agudos y rudos, al ver que ya tu pareja se aleja; estás llorando en el cielo con duelo. ¿Cómo estaré yo en el suelo esperando con tristeza el canto que no regresa porque segaste su vuelo? Un abrazo!