www.rimar2000.com.ar

Máximo Kugelmas (Argentina)
Recibido el 28/11/02: Estimado Osvaldo, su producto me parece excelente aunque trato de no usarlo casi nunca para poder darme la oportunidad de ejercitar un poco la cabeza. Sin embargo, hoy tenía una idea y decidí sacarla del baúl antes de que se esfumara definitivamente, y por el mismo cansancio me faltaban algunas palabras. Así es que bajé los brazos y decidí hacer uso de la tecnología. Este fue el resultado. Espero que le agrade. Data No puedo soportar tanta emoción. Jamás fui programado para amarte, ni cuento con el chip para olvidarte, ni tengo en garantía el corazón. No tengo más eslots para el dolor, ni puertos paralelos del romance; ni más ejecutables que me alcancen. No debes ingresar a este sector. Mi disco ya no es rígido ni estable; girando hacia los ejes del delirio: No logro computar este martirio ni aislar la sobrecarga en mis cables. Son vanos mis intentos de enfriarme. Mi cooler no amedrenta tus calores. Se cuelga mi programa de valores; me enfrento ante un peligro de desarme. No puedo ya enfocarme en otros datos. Tu imagen es la única que veo. No es falla de mi placa de video, tampoco un mal empleo de formatos. No existe el antivirus que descubra qué parte de mi ser has infectado. Programas residentes del pecado el modo de poseerte elucubran. Tú eres una cracker de principios. Lo peor de todo, es que eso me fascina. Creaste en mi integrado una neblina que hunde mis defensas, bajo el ripio. Tu física es de cuántica perfecta. Tu química, un vergel de feromonas. Te has vuelto de mi mundo, la anfitriona. La clave de tu ingreso es la correcta. Tal vez, sea mejor para la ciencia. Tal vez sea un proceso evolutivo correr el riesgo de sentirme vivo. Estoy por resetearme, en la inconciencia. Las palabras buscadas son las que subrayé. Gracias y un abrazo Máximo Kugelmas