www.rimar2000.com.ar

Antonio Libonati (Argentina)
Date: Thu, 24 Jan 2002 15:50:21 -0300

Don Osvaldo: Llueve sobre Tala moja el manicomio recuerdo de un loco que chico, pasaba Andaba en las chacras ligero y absorto oyendo el acuoso croar de las ranas De gurí a una china escribió con fuego y costosa rima Ya lejos del pueblo por la Villa Elisa softea los versos II Yo en mi escribanía hace una ponchada tengo una empleada que se llama Tina Del signo de Libra que Occidente avala Nacida por Tala Mono, para China. el doce de octubre del cuarenta y cuatro acunó su alumbre A Tala hace un año Me pidió que ayude Le cuento:\"Taliano\". Bueno, después se la sigo. Su demo me permitió elaborar estos pretendidos sonetos. Yo trabajo de escribano... Me gusta escribir versos. Hace poco publiqué unos versos en una página llamada Arcano: http://usuarios.tripod.es/GrupoArcano/indicepoetas.htm
Casi siempre hago versos libres o semilbres. Ahora, con su invento, voy a ver si me desasno con el yeite de la rima... Le mando un abrazo. Antonio Libonati
RIMAR's Soneto (recibido el 14/02/02) Sereno el mar que la ribera besa Fruto de orilla leño de distancia Allende el viento cobra la nostalgia Del verde prado donde el tiempo empieza Los viejos cuentos algas marineras Llenan el bar de savia centenaria Con que se mienten viejas esperanzas Que atraviesan los mares y fronteras Y yo me encuentro lejos de mi río blancos los pelos nubes del ocaso con tu frescor para calmar mi hastío Mi vida insomne sueño abanderado llenas mi vaso con el nuevo brío eterna y junta soledad de manos. ( que lo parió, parezco Lope de Vega)
27/02/02: ...Te mando un abrazo y unos Rimar´s Sonetillo y Soleás: Testigo de vida y herida amigo abrigo guarida cabida contigo contento altura del viento blancura aliento ternura Soleás Fui a buscarte por el mar Mi corazón navegante Las olas devolverán Por el mar fuiste a buscarme Y el canto de una sirena Avisó que me encontraste Lo que más quiero del mar No es la ola que te lleva Sí la ola que te trae Mi barca llegó tan lejos Que para poder mirarte Tuve que subirme al tiempo Mar que viene, mar que va Mar por siempre renovado Mar que veo siempre igual Amor inmenso del mar Si no me alcanzan los ojos Mi sueño te abarcará Antonio
Recibido el 08/04/02 y corregidos el 29/05/02: Le mando unos sonetos hechos con Rimar junto a un gran abrazo, y mi voto permanente. Antonio. JUAN GOMEZ JUEGA AL TRUCO CON LA MUERTE I Juan Gómez juega al truco con la Muerte. Mano la Parca, de una, canta "envido" y el Juan sólo musita "no ha venido", un punto lo distancia de la suerte (Quizás este partido lo liberte del final muchas veces ya temido.) Tres de bastos jugado de corrido pega sobre su alma un golpe fuerte Con el ancho de espadas la primera asegura con mano temblorosa. y un dos en la segunda, y a la espera. La Muerte se sonríe misteriosa, amaga con abrir la faltriquera, se va al mazo con pose cautelosa II Para cada uno anotan un poroto. El Juan es pie, reparte la baraja, y ancho falso en la mesa descerraja la Huesuda, promoviendo un alboroto. Juan con treinta de pie y el bocho roto por los nervios, envido a la Mortaja grita. La Parca una falta le raja y se ríe produciendo un terremoto Juan piensa que la guacha fue a la pesca y arruga como el gaucho más cobarde aunque cree que fue maniobra truhanesca Traspira helado, se anima y por emparde con un truco la corre a la grotesca. que dice "dos por uno" haciendo alarde. III Las luces del boliche se apagaron, brillan los huecos ojos de la Parca, hilos de luz realizan una marca en los aires que sus manos tocaron. La tormenta y el agua traspasaron para adentro del rancho que se encharca. El viento al techo como un potro enarca, las gotas las paredes ultrajaron El Juan que en otro tiempo fue valiente, aguanta mientras y tantea su cuchillo. Las barajas que da su contendiente eléctricas parecen por el brillo. Se quita los sudores de la frente, se alumbra con la luz de un cigarrillo. IV Tres tres la liga le ha brindado, no es ni poco ni mucho pero alcanza para mantener en vilo la esperanza de no ser esta mano achicharrado. Juega su tres absorto y tan callado que a Muerte hace reír con destemplanza. Siete espadas inclinan la balanza pero al menos del tanto se ha salvado. La segunda le manda un seis de copas Ni él se cree cuando Juan dice: "me cuesta", para un seis indefenso cuantas tropas. Matar con tanta carta le molesta. Truco canta y le quiere la Sin ropas, quien con un cuarto tres gana la apuesta. V "Cuando Juan Manuel murió toda la gen.. "Dijimos que esto va sin jardinera" contesta Parca sin reír siquiera, lo mira y lo ve frito en la sartén Falta envido echa Juan y grita bien, la Muerte no es preciso que le quiera Se para el tiempo justo en la frontera; a la muerte o la vida parte el tren "Yo quiero" dice la muerte "y pronostico" el Juan con treinta y dos copa la cancha la soberbia se muere por el pico Dice la parca "Una derrota no me mancha, tan solo me ganaste el primer chico, más tarde volveré por la revancha". VI La tormenta de afuera se ha calmado, en el cielo se asoma alguna estrella, el Juan le pega un beso a la botella y respira profundo y descansado. Un gaucho del boliche se ha acercado como si no se apartara de la huella: "La Parca casi casi nos degüella" "Aramos" dijo quien no estuvo al lado. El Juan ríe tranquilo mientras calla. Piensa, su vida toda vuelve al frente, y una sola certeza que no falla. La calma sin embargo es aparente sin ruido lo persigue la batalla la Parca reaparece de repente.