www.rimar2000.com.ar

Antonio Muñoz Arroyo (España)

Recibido el 05/09/05: 27 de agosto de 2005 A sal y a sol me están sabiendo tus abrazos, a viento de Levante y algas marinas, a playas doradas de arenas muy finas, a niño pequeño que duerme en tu regazo. Abrazo Mediterráneo, dulce prisión, ¡cárcel de la que nunca jamás huir deseo! Cadena sutil que amarra mi corazón como un afortunado y feliz Prometeo. Abrázame, abrázame más, nadie me aguarda, espera... no tengo prisa, nada me tarda. Abrázame muy fuerte para que no me vaya, Que tengo mi barca varada en tu playa.