www.rimar2000.com.ar

Jorge Dujan (Argentina)
(fragmento de un contrapunto) ... La cadencia de los versos a vos no te importa nada. Yo sé que no es obligada pero igual la tengo en cuenta; tu opinión no me amedrenta ni hago caso a tus pavadas. La estética es cosa seria aunque vos no le des bola. A mí me parece piola que versiés a tu manera colgado de una palmera o comiendo pastafrola; Pero yo, con tu permiso -o igual si no me lo das- no daré ni un paso atrás y con toda diligencia tendré en cuenta la cadencia sin achicarme jamás. P'agradecer a Schiavoni aprovecho la ocasión pues a modo e' confesión y pa decir la verdá ese programa, RIMAR me ayudó pa'esta misión.
Dice Osvaldo Schiavoni en la Ayuda de RIMAR ©: > Esto es solo un simulacro > para ver si al fin te animas > a fabricar unas rimas > utilizando mi macro. Estuve viendo su macro y en verdá lo felicito; pero pa' hacer mis versitos y mis estrofas camperas me valgo de mi sesera y su ayuda no ne'sito. > Si agarrás el cabestrillo > y domás el castellano, > cuando le tomés la mano > vas a ver que es muy sencillo. Cabestriyo no hace falta pues no tengo roto el brazo; y le adelanto, amigazo, que no me ofrezca un cabestro pues aunque usté sea maestro no me agarra ni con lazo. > No digas nada banal > ni te vayas a cohibir: > lo que tengas que decir > guardalo para el final. Si es profundo o es banal la Historia lo ha de juzgar; yo nunca m'ei de cayar aunque vengan degoyando; pero si sigue mirando al _final_ ha de yegar. > Fijate de conservar > la métrica y la cadencia: > si no tenés experiencia > te podés equivocar. En la séptima y la cuarta y no las de alrededor se pone el tilde, señor; pero usté lo hizo al revés cuando escribió ese "tomés" siendo "tomes" lo mejor. > Antes de que te des cuenta > ya podés ir terminando, > los útiles enfundando > y la humanidad contenta. Pa' mal de la humanidá pienso seguir la payada yo no me asusto de nada al mas pintao le gano y si usté me da una mano ¡hablaremos mil pavadas! Oye, OJS, debés atribuir el tono desafiante a la circunstancia payadoresca, y sólo a eso. Me bajé el RIMAR y ¡te felicito! ¡está buenísimo! Es el sueño de un rimador; decí que yo no soy rimador sino programador (y como tal es que alabo tu programa).