www.rimar2000.com.ar

RIMAR es el Primer Diccionario de Rimas Completo del idioma castellano (español).

Hecho en Argentina, para todo el mundo de habla hispana. Su uso es gratuito e irrestricto ¡Aproveche!

RIMAR está hecho para ayudar al versificador, sobre todo en aquellas tareas tediosas e indispensables que, hasta el año 2000, a nadie en la web se le ocurrió cubrir.

Qué NO es: Qué hace:

Qué no hace:


A quiénes les puede servir:
  • A poetas (aficionados o de los escasos)
  • A enamorados
  • A autores de canciones
  • A publicistas
  • A amigos invisibles
  • A hinchas de fútbol
  • A manifestantes furiosos (ej: cacerolazos, escraches, etc)
  • A payadores incipientes
  • A curiosos
  • A docentes del idioma
  • A traductores
  • A ese amigo medio loco que hace versos.
  • A usted
  • A mí



  • Cómo se originó:

    Hace un montón de años, allá por los ´60, mientras penosamente trataba de pergeñar unos versos de amor no correspondido, se me ocurrió que alguien, algún día, tendría que hacer un buen diccionario de rimas. Me imaginé entonces que la tarea sería enorme y tediosa, y esta idea se iba afirmando en mí a medida que analizaba las condiciones que tal diccionario tendría que cumplir.

    Me quedé esperando, y en todo este tiempo no surgió ningún Quijote.

    Mi paso por este mundo no habrá sido en vano si consigo que algunos bailanteros dejen de rimar 'amor' con 'dolor', 'cariño' con 'niño' y 'estrella' con 'bella'.

    Cuando empecé a trabajar en computación, en los ´70, vislumbré alguna posibilidad. Y solo recientemente (finales de los ´90) lo encaré de firme. El resultado cada vez me iba sorprendiendo más, y puedo decir sin temor a equivocarme que he alcanzado más del 80 % de las especificaciones que se pueden considerar ideales. La primera versión operativa e instalable de RIMAR vio la luz el 7-4-0, y esta página empezó a funcionar en agosto del mismo año.

    Dicho en palabras más llanas: si usted es un queso haciendo versos sin RIMAR, con RIMAR seguirá siendo un queso, aunque más productivo.

    Estoy seguro de que cualquier aficionado a las rimas lo hallará irrenunciable. No sustituye al genio, ni al talento ni a la dedicación, sino que ayuda a encauzar el esfuerzo creativo en el sentido correcto, haciéndose cargo del pesado trabajo de buscar rimas.